Tsuki ga kirei FINAL!!!

Ya está, Tsuki ga kirei, el anime más tierno de la temporada ha llegado al final, en el capítulo 12. Akane y Kotaru cierran una serie a modo “y todos fueron felices para siempre”.

Un romance adolescente, con mucha carga optimista, al final nos deja buen sabor de boca, un anime de los buenos. Es así de simple, si te gustan los animes románticos, tienes que verlo, es de los mejores sin duda alguna.

Tsuki ga kirei discurre durante el tercer año de la escuela secundaria, año en el cual coinciden en la misma clase Akane y Kotaru, ambos a cargo del material del festival deportivo de la escuela. Kotaru es un chico que adora los libros y su sueño es convertirse en escritor, Akane por su parte es amante del atletismo, muy buena corredora.

Es evidente que desde el primer momento Akane despierta un sentimiento en Kotaru, la pelea interna en Kotaru entre la atracción y la timidez viajan en línea con la historia. Akane también se interesa por Kotaru, pero ella es algo más directa y decidida. Los protagonistas se van conociendo poco a poco, sobre todo por chat, hablarse directamente les da mucha vergüenza, así como al resto de adolescentes del mundo :).

 

– Silencio incómodo de enamorados 😛

Por otro lado tenemos otros dos buenos personajes con los cuales se va tejiendo todo el drama. Takumi, un chico que ha estado enamorado de Akane desde el primer año de la escuela, capitán del club de atletismo, y Chinatsu, amiga de Akane, que como no puede ser de otra manera, se interesa por Kotaru.

Desde el principio la serie ha sido magnifica, el final, bueno, con una carga emotiva brutal, pero es que los romances de la adolescencia son así, se les queda pequeño el mundo, van de la euforia al me quiero morir en cuestión de minutos ;). El anime causa nostalgia, tiene la intensión de transmitir realismo sentimental (a la japonesa), pero si es cierto que logra trasportarte a las sensaciones del primer amor de colegio, en esto es donde radica en verdad su secreto.

La manera de transmitir de Tsuki ga kirei es pausada, da mucha importancia a los mensajes ambientes, no hay demasiados diálogos.

El gran final de Tsuki ga kirei

El capítulo final sorprende. Kotaru lo intenta pero no logra la nota para entrar en la misma escuela de Akane, ese es un punto dramático en la historia que hace que nos vayamos recargando de ansiedad y tensión, es donde todo el mundo empieza a preparase para el fatídico desasosiego japonés.  ¿Una relación a distancia? La mayoría estaría esperando que saliese mal, que terminase todo con el toque nostálgico de lo que pudo ser, demasiado jóvenes para soportar algo así, eso unido a que los directores japoneses de anime son fanáticos a dejar los finales un poco amargos o algo abiertos, pero no, esta vez se ha cerrado el asunto de manera rotunda y romántica.

La intensidad, el romance, la emoción, incluso la rabia están aseguradas. El fanático de este tipo de anime termina envuelto en lágrimas seguro, para los más duros, alguna que otra lagrimilla seguro que cae. Un final perfecto, para una de las mejores series de esta primavera – verano.

Add Comment