Música gratis para hacer videojuegos o cómo facilitar la vida a los desarrolladores

La música es una pieza fundamental para que funcione un videojuego. Muchos desarrolladores pasan por alto este aspecto y acaban dando vida a títulos a los que les falta algo. Sosos, que pueden ser divertidos pero que no logran conseguir el empaque necesario para calar en el que está al otro lado de la pantalla.

música gratis para hacer videojuegos

Para muchos creativos, en ocasiones es muy difícil componer. La falta de experiencia o de inspiración pueden crear un bloqueo que impida avanzar, complicando mucho las cosas. Sin embargo, hay infinidad de librerías disponibles de forma totalmente gratuita para que cualquiera pueda introducir piezas musicales en sus juegos sin preocuparse por la necesidad de contar con alguien inspirado.

Ahora que el estilo retro se encuentra tan de moda en los videojuegos, sobre todo en el terreno indie, la música Chiptune es una de las mejores bazas a explotar cuando se plantea el desarrollo de un título. Son melodías que suenan como las de hace 30 años, en los juegos lanzados durante la época de los 8 bits en plataformas como la NES de Nintendo, que ahora vuelven a pegar con fuerza e incluso ser las favoritas de muchos jugones y amantes de los mandos.

Para aquellos que estén empezando en la creación de juegos, tener acceso a librerías con música gratis para videojuego es casi una bendición. Tanto efectos sonoros como pistas musicales están disponibles en la red para satisfacer sus necesidades, y en ocasiones se tratan de obras firmadas por grandes expertos en la industria. Algunas de las canciones para videojuegos gratuitas que se pueden encontrar en internet vienen de compositores que han llegado a trabajar con compañías como la japonesa Capcom.

Muchos podéis pensar que, el hecho de que sean algo disponible de forma gratuita puede suponer una calidad que no esté a la altura, o también que haya más proyectos que acudan a ellas. Sin embargo, ni una cosa ni la otra tienen por qué suceder. Es importante elegir bien las pistas que se usen, y para eso no hay nada como escucharlas y ver que se adecuan tanto a las mecánicas como al contexto del videojuego. Solo así se consigue el efecto deseado, algo imposible de ser exactamente igual en dos juegos diferentes.

No dejes que la falta de un compositor te arruine el proyecto. Muchos grandes equipos han empezado con cosas así, con piezas gratis para proyectos pequeños. Aprovecha las tendencias retro y viste tu banda sonora con algo chiptune.

Add Comment