Los 10 mejores videojuegos de carreras de todos los tiempos

 

Desde los días pixelados de los juegos clásicos Arcade de los años 80, a la nueva generación de simuladores de carreras ultra-realistas, no se puede negar que los videojuegos de carreras de coches se han convertido en un género clave y que ha hecho historia.

Este otoño, los dos pesos pesados de la industria de los videojuegos de carreras de coches darán sus últimos retoques a la carrocería, aprovechando más de treinta años de lecciones aprendidas de sus predecesores: Forza 7 lanzado el pasado 3 de octubre en Xbox One, fue diseñado para correr a 60 cuadros por segundo, mientras que Gran Turismo Sport presentado el 17 de octubre en PS4, promete compatibilidad con PlayStation VR.

En Frickalia queremos aprovechar estas novedades para compilar una lista de los mejores juegos de carreras de coches que han engalanado a todos, desde PlayStation 4 hasta Windows, y hasta aquella sórdida y casi olvidada sala de máquinas Arcade que, de alguna manera, todavía se mantiene en la preferencia de muchos.

Los 10 mejores videojuegos de carreras de coches de todos los tiempos.

Hemos intentado hacer una selección del décimo puesto al primero, de los juegos que destacan por sus gráficos, contenido o jugabilidad, y que crean una experiencia inigualable e irrepetible en los juegos de carreras de coches.

¡Comenzamos!

10. Daytona USA – Arcade/PC/Xbox Live/Red PlayStation

En Daytona USA hasta ocho personas pueden competir cara a cara en la configuración de lujo en ciertas ubicaciones de Dave & Buster con cámaras que proyectan la angustia de sus competidores, con las caras torcidas para que todos las vean.

Eso por sí solo haría que un juego de coches valiera la pena recomendarlo, pero este juego emblemático de Arcade todavía mantiene sus méritos veintitrés años después de que sus gráficos en 3D y su juego de ritmo rápido tomaran el mundo por asalto y cambiaran las expectativas de la gente de lo que podría ser un videojuego de carreras.

No hace daño que la carrera en sí misma sea una aventura adictiva y llena de resbalones, como una versión febril de NASCAR, una especie de cuadrículas masivas de cuarenta coches que se mueven por caminos salvajes y surrealistas en una carrera contra el otro y el reloj.

Tal vez por eso se ha convertido en uno de los juegos de Arcade más apasionantes de todos los tiempos.

9. Mario Kart: Double Dash – Consola virtual de Nintendo GameCube/Wii U

Bueno, obviamente no podemos hacer una lista de los mejores videojuegos de carreras sin incluir uno de la serie de combate vehicular de Nintendo.

Mario Kart 8: Deluxe ha estado haciendo muchas olas este año, y aunque es sin duda la entrada más divertida de Mario & Co., su evolución para incluir a simios de carreras anti-gravedad de la serie F-Zero y los propios karts se han vuelto bastante complicados para lo que supuestamente es un juego para niños pequeños.

Así que mirando hacia atrás, y teniendo en cuenta nuestro criterio de accesibilidad (puesto que también se puede jugar en la Wii original, que se puede conseguir por muy poco en la actualidad), Mario Kart: Double Dash para Nintendo GameCube se lleva las palmas.

La introducción de clases de peso, los maravillosamente diseñados circuitos, y sobre todo, la experiencia de conducción cooperativa elevan a Double Dash por encima de todos los demás juegos de Mario Kart y lo convierten en un lugar en nuestra lista de los mejores videojuegos de carreras de todos los tiempos.

8. Need for Speed: High Stakes – PC

Cada videojuego de carreras moderno, desde la serie Burnout hasta el Driveclub y Forza Horizon, tiene una deuda de gratitud a los juegos originales de Need for Speed.

Desde entonces, los juegos de mundo abierto han tomado el relevancia, convirtiendo la idea de competir en campos cerrados, obsesivamente diseñados y punto a punto en un viaje de nostalgia más que cualquier otra cosa.

Pero las primeras cinco entregas de la serie NFS fueron pioneras en el uso de coches del mundo real y persecuciones policiales en los juegos de carreras. Y de esos cinco, es Need for Speed: High Stakes está por encima del resto.

Primero, los coches de policía BMW, en segundo lugar, tanto la capacidad de competir con tus rivales y la opción de jugar como la policía, añadió una gran cantidad de variedad al mundo floreciente de juegos de coches en aquel momento.

Por último, fue uno de los primeros juegos en soportar una enorme cantidad de modificaciones, permitiendo a los jugadores añadir coches y pistas a la alineación algo limitada del juego.

7. Burnout 3: Takedown – PS2/Xbox (compatible con Xbox 360)

Pocas veces en la historia sucede que un videojuego de carreras sale a la luz con el tanto toque nuevo y diferente como lo hizo Takedown.

Los dos primeros juegos de Burnout nos enseñaron a conducir como locos y estrellarnos deliberadamente en intersecciones repletas, pero fue la tercera iteración la que introdujo el movimiento visceral de derribo que ha definido la serie desde entonces.

Más de diez años después, todavía hay pocos sentimientos más satisfactorios en los juegos de coches que un derribo perfectamente ejecutado que deja el coche de tu oponente arrugado como un acordeón en el lateral de la carretera.

Antes no había nada parecido, y desde entonces muy poco.

La conducción era alegría de Arcade en estado puro. Además, fue el último juego de la serie en contar con un verdadero modo Crash, en el que conduces tu coche en un torbellino de tráfico perfectamente sincronizado para intentar causar el máximo caos.

El único inconveniente es que necesitarás una PlayStation 2 para disfrutar de esta maravilla.

6. Grand Prix Legends – PC

Podríamos haber puesto casi cualquier juego desarrollado por Papyrus Design Group en este lugar, pero el Grand Prix Legends de 1999 merece un lugar destacado por sus gráficos avanzados, su excelente sistema de manejo y la representación precisa de la temporada de 1967 de Fórmula 1.

El Grand Prix Legends, que se creó un par de años antes de que las nuevas innovaciones de seguridad redefinieran el deporte, te pone en el asiento del piloto en una de las épocas más peligrosas de las carreras a cielo abierto.

Los coches son increíblemente difíciles de controlar, al igual que en la vida real, pero eso hace que una vuelta limpia alrededor de Spa-Francorchamps sea más satisfactoria.

Y al tiempo que los gráficos estaban ciertamente por delante de su tiempo, el juego era tan popular que su base de fans ha actualizado los visuales del juego hasta el punto de que puede correr contra casi cualquier cosa que se está desarrollando hoy en día.

Vale la pena repetir que este juego es duroy su avanzado sistema de personalización te permite ajustar casi todo lo ajustable en un coche de carreras real, y los resultados se traducen en la pista.

5. Gran Turismo 3: A-Spec – PS2

Pregúntale a casi cualquier persona entre las edades de 25 y 40 años cuál era su videojuego de carreras favorito cuando eran más jóvenes, y hay muchas posibilidades de que te digan alguno de la icónica serie Gran Turismo.

El primer juego de Gran Turismo en la PlayStation original popularizó el género del simulador de coches, tomando prestada la idea de coches del mundo real de series como Need for Speed y marcando el realismo y la dificultad hasta niveles muy altos.

Gran Turismo se convirtió en el juego para PS1 más vendido de todos los tiempos, pero sus gráficos y jugabilidad no han envejecido tanto como otros juegos de esa época.

En 2001, la PlayStation 2 se lanzó al mercado, y con ella nuestro videojuego de carreras Gran Turismo 3: A-Spec.

Con casi 200 coches completamente detallados y docenas de pistas, Gran Turismo 3 estableció nuevos estándares para la fidelidad gráfica y la jugabilidad realista, y ofreció una mejor experiencia en las distintas disciplinas de las carreras.

Fue un salto de calidad tan monumental que los juegos de Gran Turismo que lo sucedieron se han sentido como un poco inacabados, por lo que mantuvo la reputación de mejor simulador de conducción hasta que la serie Forza comenzó a aparecer a finales de los años 2000.

4. Forza Horizon 3 – PC/Xbox One

La serie Forza Horizon es como un festival de música, pero de coches: nunca verás en otro lugar una programación automovilística tan diversa en un mundo tan ricamente representado, aunque las actuaciones no sean las mejores.

Siguiendo la línea entre simulación y Arcade, las opiniones sobre la mecánica de conducción de Forza Horizon pueden estar polarizandas, pero una vez más, ¿en qué otro lugar vas a tener la oportunidad de competir con un Jeep Grand Wagoneer contra un Subaru SVX en un escenario de mundo abierto?

Usando la misma fórmula que los dos primeros juegos -simplemente más grande y mejor- Forza Horizon 3 permite a los jugadores apresurarse en torno a una versión de Australia hermosa y desgarradora en una lista de coches que avergüenza a los viejos juegos de Gran Turismo.

Incluso si el manejo no satisface al purista (y/o masoquista) que hay en ti, no hay ningún otro juego de coches por ahí actualmente con un énfasis tan fuerte en la diversión.

El juego también se ha ampliado para dar a las carreras todo terreno un golpe justo, algo que no vemos a menudo en los videojuegos, aparte del rallying.

Exceptuando la configuración de Daytona USA para 8 jugadores, es probablemente el juego más gregario de la lista, con un fuerte énfasis en las carreras multijugador y el modo Aventura en línea para disfrutar de la libertad de viajar con los amigos.

3. Dirt Rally – PC/Xbox One/PS4

Los puristas pueden argumentar que el Rally de Richard Burns de 2004 y su enfoque hiperrealista de las carreras de rallys establecieron un nuevo punto de referencia en videojuegos, y no se puede negar la influencia del juego (las gráficas son otra historia) incluso tantos años después.

Pero Dirt Rally es el primer juego de la serie Dirt en lanzar por la ventana toda esa bravuconería de Monster Energy y concentrarse en lo que realmente importa: juntar coches de época y modernos de rallyes por etapas, mientras se enfrentan a un motor de juego verdaderamente implacable que en realidad premia la práctica y la paciencia.

Escuchar a tu copiloto gritar mientras luchas por mantener tu coche apuntando hacia la derecha en una etapa muy marcada por el sol en Grecia, mientras que haces tu mejor esfuerzo en cada vuelta es algo así como un ejercicio masoquista. Sin embargo, cuando llegas al final, sientes una sensación de logro que es difícil de encontrar en otra parte.

2. Project Cars – PC/Xbox One/PS4

Aunque Forza y Gran Turismo se bansan en la simulación, ahora vivimos en una época dorada de juegos automovilísticos súper realistas.

Tanto Project Cars como Assetto Corsa empezaron como productos para PC y se pasaron a consolas por su popularidad, y ambas pueden ser una experiencia sin límites.

Mientras que Assetto Corsa ofrece un modelo de manejo ligeramente mejor, pistas escaneadas por láser con precisión hasta el guijarro más pequeño, y un juego en línea más fuerte, Project Cars gana en nuestra lista por su modo de carrera para un jugador, jugabilidad con un controlador estándar (el timón de carreras de Assetto hace que sea mejor, pero no todo el mundo tiene acceso a uno), gráficos impresionantes y una selección más amplia de coches y pistas.

Si hablamos de disfrutar de forma inmediata, Project Cars tiene una ligera ventaja. Por supuesto, los desarrolladores han pasado a Project Cars 2, lanzado este otoño, pero esto no cambia el hecho de que el original todavía lo hace mejor que casi cualquier otro juego de coches.

1. Forza Motorsport 4 – Xbox 360

Es muy posible que el recién estrenado Forza 7 ocupe su lugar como el mejor videojuego de carreras de coches jamás creado, pero hasta entonces, es seguro decir que Forza Motorsport 4 es el líder absoluto.

Forza Motorsport 4, lanzado en 2011 para la Xbox 360, se convirtió inmediatamente en el primer simulador de carreras de la anterior generación de consolas gracias a su atractivo y equilibrado sistema de manejo, su enorme lista de coches y, por supuesto, su integración con el viejo Top Gear.

Consiguió el equilibrio perfecto entre lo difícil y lo accesible, capaz de desafiar tanto a los fanáticos de la simulación hardcore como a la gente que buscaba una experiencia divertida de conducción.

Los detractores señalarán su falta original de Porsches, una alineación de pistas ligeramente menos extensa y una configuración general más fácil de usar, porque la comparan con sus contemporáneos Gran Turismo 5 y 6 que pueden haber contado con más coches. Pero la obsesión de Forza por reproducir hasta los detalles más pequeños de sus coches es aún más impresionante.

También fue el último juego de la serie en intentar ofrecer una experiencia de simulación completa, con coches como el Pontiac Aztec y el GMC Vandura compartiendo la pantalla con hipercoches gloriosos como el Ferrari LaFerrari.

Las entregas posteriores se han centrado más en las carreras profesionales, dejando a Forza Motorsport 4 como el último juego de coches creado para todos los gustos.

Y hasta aquí nuestra lista. ¿Crees que ha faltado alguno? Pónlo en los comentarios.

Add Comment